miércoles, 11 de noviembre de 2009

nuestra relación con la tele



Le debo mucho a la vida porque en mi casa el televisor no ha hipnotizado a nadie ni a conseguido hacerse ningún seguidor fiel. Cuando lo encendemos es motivo de charlas ,risas y también desagrados y es que las circunstancias han hecho mucho en nuestra relación con la televisión. Os explico porqué:
-La electricidad en casa funciona con un motor que solemos encender cuando se va la luz solar.Esto disminuye bastaante su protagonismo, y suele ser en invierno, cuando los días son más cortos, que está más horas con nosotros.Hubo una época que me dio por levantar a nuestr@s hij@s pronto y la utilizaba como despertador y era infalible,nada que ver con los ruidosos despertadores que no convencen nada.Con la tele enseguida estábamos todos preparando el desayuno y luego como el motor se quedaba sin gasolina........menos mal que ya me pasó y ahora prefiero hacer bastante ruido por las mañanas.jejeje.
-Disponíamos de una antena pequeña a la que le cuesta bastante darnos la señal.¿Os imagináis que para cambiar de canal tuvierais que cambiar de sitio la antena ?para partirse de risa .
Encima a papa le encanta hacer zzaping así que parece que estuviéramos viendo un partido de tenis .Creo que así es bastante difícil concentrarnos.
También me sorprenden los super televisores que vemos en las tiendas.....uff esos si que son peligrosos,cualquiera mira a otro lado ,es casi imposible.Por eso cuando pienso en nuestra tele,me sale un suspiro de agradecimiento.
-Gracias a todos estos fallos técnicos también hemos descubierto lo engañoso de la publicidad.Con la antena pequeña solía pasar que los días de viento que suelen ser en otoño y primavera, el sonido de la tele desaparecía y nos sorprendió que muchos anuncios vistos sin sonido no tienen mucho que ver con lo que anuncian.

-En nuestro pueblo todavía no hay TDT así que casi ya no podemos ver canales.Mi esposo enseguida puso remedio a la situación y nos trajo una pequeña antena digital con la que cogemos muchos canales de,India,China,Irán ,Inglaterra,......hasta un canal para aprender japones que nadie ve.Ahora no me duele ver la tele porque.... ¡¡por lo menos es en inglés¡¡. Me tranquiliza que con esta nueva antena no nos hará falta la TDT.

Lo que si me he visto tentada de traer a casa es la play:¿os imaginais un juego de historia donde nos sumergan en una familia sumeria y tenviéramos que aprender un oficio,o saber qué plantas utilizar para ayudar al abuelo que tiene un dolor de muelas insoportable?¿o intentar demostrar en la Italia de 1200 delante de toda una audiencia y con leyes físicas que la torre Pisa no supone ningún peligro?
¿demostrar si somos suficientemente inteligentes como para vivir en una caverna prehistórica formando parte de un clan?.no estoy muy puesta en el tema y creo que la mayoria son de guerras,claro que......
¿y si fuéramos al siglo XXI y nos metieran en la piel de un padre iraki que tiene que enfrentarse a los peligros que supone una ciudad llena de bombas mientras busca un lugar donde poder trabajar,amén de no olvidar que su casa puede ser asaltada en cualquier momento?.¿dónde nos escoderíamos si en nuestra casa entra una tropa del ejército convencidos de que somos parte del eje del mal??Quizás si cambiáramos un poco la idea de los juegos tendrían en mi aa una seguidora fiel, pero todavía no.Disponemos de armas visuales realmente poderosas como el televisor y las consolas y me pregunto una cosa, si no son capaces de utilizarlas para ofrecer pautas que ayuden a mejorar,una de dos,o la cultura Occidental se pavonea por el mundo pensando que es cosmopolita e intelectualmente avanzada pero esconde un huevo podrido ,o hay un fantasma grande que maneja la sociedad cuyo unico fin es acabar destruyéndola ante el cual solo podemos apagar el televisor..

La foto que os dejo son mis dos teles favoritas,una la heredé de mi madre y la otra me la regaló mi esposo.Pero todavía no me han dejado instalarlas en casa,así que esperaré a que la grande se esfume.

5 comentarios:

Ipe dijo...

Hola, veo que ambas llegamos tarde...jejeje

A mis hijos les encantan los juegos de estrategia, ahora juegan al medieval total war... es de guerra, pero también de estrategia, y les encanta cambiar la historia, crer alianzas y esas cosillas.

Cuando eran pequeños tenían uno sobre el antiguo Egipto, se llamaba "Pharaon" y comenzaba con campamento neolítico... a mi me gustaba muchísimo...creo que más que a ellos, aunque solo los miraba jugar y nunca me anime a crear mi propio pueblo.

shanti dijo...

creo que tendre que informarme más acerca de los juegos y quizas nos animemos.creo que son capaces de autoregularse si estás a su lado ofreciendoles alternativas.....lo díficil es encontrar tiempo para hacer todo lo que nos gusta.
un beso fuerte y me voy a leer lo que escribes, que no paras ;))

Emmanuel dijo...

Hola Shanti, no se si a ti te gustan los premios entre blogs, pero como nunca te digo nada... pues por la paciencia te doy un premio. Pásate por mi blog de historia, ya sabes http://aprendiendoconclio.blogspot.com

Saludos

Estherqp dijo...

Hola Shanti, yo no soy muy amiga de loa juegos de ordenador, pero reconozco que mi hijo ha aprendido un montón con Age of Empires y además hace sus propios mapas y recrea batallas auténticas y para eso se documenta mucho para ser fiel a la historia. Además lo bueno es que no abusa y sabe cuando ya ha tenido sufciente.
Besitos
(tienes unos hijos encantadores y muy creativos)

shanti dijo...

hola Esther¡¡no supe del comentario hasta hoy y es que cojo poco el ordenador.nunca quise que llegaran a casa los videojuegos pero tampoco me gusta negarles lo que piden ya que suele ser poco,asi que juegan con una consola que les regalaron .pero no me quejo porque decidieron jugar solo antes de dormir.debieron pensar que era mejor esa solución que escuchar las charlas de papa y mama sobre los multiples inconvenientes de los videojuegos.
si la sociedad dedicara mas tiempo a la educacion de los hijos y no los abandonaran en los colegios seguramente estariamos verdaderamente desarrollados.son geniales.
un beso para toda tu familia y gracias para Elias por su blog de historia.nos alimentamos de el;))