jueves, 29 de octubre de 2009

jueves presumido


Junto a mis hij@s he aprendido a no temer a las mantis.Ahora tendrán que soportar a una humana que se empeña en hacerlas subir a la mano;cosa que creo que no les gusta mucho.No en vano dicen que la garra humana es una de las más desagradables del reino animal.

1 comentario:

Ipe dijo...

No sabía eso de la garra humana. Como a los perros y a los gatos les gustan tanto nuestras caricias pensaba que teníamos un tacto agradable... como los monos...jejeje

¡Cuanto aprendemos de nuestros cachorros!